Documentales con hechos de la vida real

Project Camelot – Bill Ryan explica La Misión Anglosajona

Esta es la trascripción de una entrevista de audio grabada en Enero de 2010 por Bill Ryan, del Proyecto Camelot, a un testigo-insider (alguien de dentro) que es un militar de Inglaterra de alto nivel.

Este militar trabajaba en el año 2005 en la “City of London”, que es uno de los principales centros mundiales de la masonería y la sede de importantes instituciones financieras del gobierno en la sombra a nivel internacional y, por “error”, pudo asistir ese mismo año a una reunión de masones de alto rango en la que se habló sobre los planes que tiene la élite de aquí al 2012 y después.

Algunas de las cosas que cuenta este testigo están basadas, según él, en datos sólidos y verificables, mientras que otras son hipótesis plausibles que él ha realizado al colocar en su lugar las piezas del puzzle en base a la información que ha conseguido a lo largo de su dilatada carrera militar.

Dichos planes de la élite incluyen, entre otras cosas, atacar deliberadamente a Irán para así provocar a China y Rusia y generar la Tercera Guerra Mundial (WWIII), que sería una guerra de carácter nuclear y provocaría una fuerte reducción de la población mundial (alrededor del 50%).

Esta situación de caos generalizado le daría a la élite la excusa perfecta que busca para imponer un Gobierno Mundial (New World Order, Nuevo Orden Mundial), que sería de carácter totalitario (fuerte reducción de las libertades), lo que a su vez le permitiría seguir controlando el mundo, de forma todavía más esclavizante que ahora, después de un supuesto cataclismo natural que tendría lugar en el 2012 (o su entorno) y que, según parece, suele producirse presuntamente de forma cíclica y natural en el planeta Tierra aproximadamente cada 11500 años.

Esto último parece ser que lo sabría perfectamente la élite desde hace mucho tiempo, y se habría preparado para ello.

(Nota: Si esto fuese cierto, también implicaría que nuestra civilización actual no sería la primera que se ha desarrollado en este planeta, lo que también implicaría que la historia al completo habría que rescribirla).

Dicho cataclismo natural (de ser cierto) reduciría aún más la población mundial hasta dejarla en una cifra relativamente baja y cómodamente controlable por la élite.

Durante dicho cataclismo, la élite tendría previsto desde hace tiempo resguardarse en refugios subterráneos que ya habría construido, o quizás fuera del planeta Tierra (pues ya tendría tecnología antigravedad), mientras que el resto de la población sería abandonada a su suerte en la superficie.

Las numerosas turbulencias socio-político-económicas actuales (crisis económicas prefabricadas, 11-S y otras Operaciones Bandera Falsa como el 11-M, 7-J, etc., guerras varias, terremotos provocados artificialmente en Haití o Chile, timo del calentamiento global antropogénico, etc.) serían un medio de provocar miedo en la sociedad para hacerla más dócil y manejable, así como una forma de allanar el terreno en cuestiones estratégicas para que la élite pueda establecer cuanto antes su Gobierno Mundial totalitario y así posicionarse adecuadamente para poder seguir controlando el planeta una vez que pase la “tormenta astronómica” del supuesto cataclismo del 2012 (o su entorno).

Este último dato, de ser cierto, explicaría el porqué la élite ha mostrado tener tanta prisa por realizar sus planes (Por ejemplo, las prisas les han forzado a cometer errores, como el timo fracasado de la pandemia de la gripe porcina, etc.), pues estarían trabajando contrarreloj porque saben que existe un límite de tiempo muy concreto, cercano y apremiante: el 2012 (o su entorno).

Si la élite consiguiese consumar sus planes y consolidar su poder antes del 2012 (o del cataclismo), el próximo ciclo de 11,500 años sería un infierno en la Tierra: ¡Esclavitud total!

Pero si, por el contrario, la sociedad se da cuenta del engaño, se despierta a tiempo y neutraliza los planes de la élite, el próximo ciclo de 11,500 años podría ser una Edad Dorada o un paraíso en la Tierra: ¡Libertad!

Por otro lado, también parece ser que existe un “Plan B positivo” de salvamento elaborado por entidades benévolas que da pie a la esperanza, puesto que éstas estarían dispuestas a ayudar a la raza humana a superar este bache.

Pero dicho plan dependería de que haya un aumento en el nivel de la conciencia colectiva y un amplio rechazo colectivo a los planes de la élite, lo cuál ayudaría mucho a evitar dichos problemas y resolver la situación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s